FABRICACIÓN

ZerB se produce de manera natural y tradicional, hecha por personas, no por máquinas. Para obtener esta cerveza de calidad, distinguimos 3 etapas:

CREACIÓN DEL MOSTO:

Llamamos “mosto” al caldo derivado de la cocción de las maltas (cereal tostado) con agua. De esta manera conseguimos que los almidones se vuelvan azúcares que luego se convertirán en alcohol, y tengamos un caldo que podremos fermentar. En esta etapa se añade el lúpulo, planta que aporta la amargura característica de la cerveza.

Siguiente

FABRICACIÓN

FERMENTACIÓN: Habiendo añadido levadura, fermentamos a 17 ºC.
Los azúcares se convierten en alcohol, medimos la densidad del caldo para asegurarnos los 5,3% que buscamos en ZerB.

MADURACIÓN: Dejamos madurar la cerveza durante 4-5 semanas en depósitos en los que las mismas levaduras generan el gas que le dará la chispa en el paladar, a diferencia de las cervezas industriales, a las que les inyectan carbónico artificialmente para poder comercializarlas antes.

Anterior Siguiente

FABRICACIÓN

Una vez lista, se embotella y se etiqueta.

No la filtramos ni la pasteurizamos para que mantengan sus propiedades degustativas y nutritivas.

Anterior